domingo, 10 de enero de 2016

SERIE [Review]: The Vampire Diaries - 7x08 'Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me'

A la vez que Julian y Lily celebran una fiesta por el aniversario de Mary Louise y Nora., Stefan y Damon ponen en marcha un arriesgado plan para eliminar una nueva amenaza planteada por Julian. Mientras tanto, a raíz de una revelación importante descubierta por Valerie, Caroline se ve obligada a enfrentarse a su nueva realidad que, incluso, amenaza con destruir su relación con Stefan. Por último, decidida a hacer lo que es mejor para su familia, Lily  toma la decisión más difícil de su vida.

El engaño ha estado muy presente en este episodio, empezando en los primeros segundos en los que, supuestamente, habíamos podido ver la "verdadera" imagen de aquella persona que estaba torturando a los protagonistas de la serie con un deje de confusión debido a lo ocurrido en el episodio anterior ya que no tenía sentido alguno. Y, de nuevo, en los últimos segundos, no se nos llega a aclarar del todo pero el personaje que pensábamos que estaba llevando la tortura queda totalmente fuera del plan, siendo solo una imaginación de Damon, el cual se siente algo culpable por las decisiones que ha podido llegar a tomar. Asi que, una vez más nos encontramos con esa duda de qué será lo que pasará en ese margen de tres años para que los personajes sufran de esta manera por culpa de X persona.

Una cosa que me ha alegrado es que, por fin, Caroline ha dado el paso de contarle a Stefan sobre el embarazo. Entiendo que, antes de decirle nada, quisiera estar segura al 100% para no traer consecuencias y situaciones incómodas e inncesarias, pero Stefan tenía la necesidad de saberlo más que nada por el papel que ahora tiene su vida. En el episodio podemos ver cómo Stefan se replantea una serie de dudas sobre el tema pero Lily le ayuda a aclarse; la cosa es, ¿qué habrá pasado para que en ese futuro veamos a Caroline con Alaric?

En cuanto a Damon... Entiendo el sufrimiento que este personaje lleva consigo debido al abandono por parte de su madre pero pienso que ya es bastante maduro para dejar de ser tan orgulloso y saber perdonar a una persona que debería ser muy importante para él. Si, al menos, hubiera vuelto a hacer lo mismo que en el pasado, comprendería sus actos, pero no es el caso ya que Lily decidió luchar tanto por ella como por sus hijos, metiendo en este grupo a los herejes. Puede que sus acciones hayan llegado un poco tarde, pero la dicha era buena y, se podría decir que ha quedado como toda una heroína a pesar de que su sacrificio, al fin y al cabo, no haya servido para nada, cosa que me da mucha pena.

Estoy muy, muy cansada de Julian, así como de Mary Louise. Julian es un manipulador de los pies a la cabeza que no tiene sentimiento alguno por mucho que intente hacernoslo creer; y, es que, encima tiene más vidas que un gato. Y Mary Louise me parece un personaje muy débil que se deja llevar por la corriente más fácil y se arrima al sol que más calienta, es decir, hace lo que más le conviene sin tener en cuenta las consecuencias. Sin embargo, me encanta Nora porque, además de ser una chica independiente y fuerte, mantiene su propia personalidad y cree en ella misma, dejándose dictar por el corazón. 
La verdad es que estoy adorando todo el tema de los herejes, aunque el desconcierto del futuro me tiene demasiado intrigada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada